La Conciencia Venezolana

En tecnología, se está haciendo muy familiar la frase “inteligencia colectiva”. Es la que se logra cuando un grupo creciente de personas hace algún aporte a una misma causa, multiplicando el efecto positivo sobre su efectividad. Es curioso que llevando esta particularidad lógica a la realidad venezolana, sirva para identificar un problema que va más allá de dirigencia política: la ausencia de una conciencia colectiva. Quienes nos gobiernan han logrado que ocupemos demasiado tiempo en resolver problemas que deberían ser cuestiones de acceso cotidiano, llevando a la desintegración de la colectividad y al enfoque de la individualidad, por aquello de que primero estoy yo y mi familia y luego los demás. La irresponsable violación a los derechos de los ciudadanos por parte del Estado, da lugar a una cómoda justificación a la hora de incumplir con los deberes por parte de sus habitantes, igualmente importantes para el estado como para las personas que nos rodean, puesto que esas son bases del ordenamiento de la sociedad. Así, se pueden exponer pensamientos lógicos y bizarros como “¿Por qué voy a pagar la electricidad, si siempre se va? Desde el punto de vista antropológico, nuestra favorecida ubicación ecuatorial tampoco nos ha expuesto al frio extremo de los inviernos, lo que en otros países motiva a las personas a procurarse una vivienda digna, a ser previsivos, a colaborar en comunidad pero sobre todo, a exigir al Estado que participe en su cuota de prestador de servicios públicos ya que de otra forma sería muy difícil sobrevivir. La eficiencia de los servicios públicos es entonces muy auditada y mejorada, porque además, el poder ciudadano puede defenderse de un Estado que no cumple, aplicando las leyes. En Venezuela, las temporadas de lluvia han dejado sin hogar a miles de personas. Es solo cuando esto sucede, que la gente queda expuesta a la ineficiencia de la acción reconstructora del Estado, que ante su indiferencia, aprende y busca formulas para integrarse y ayudarse. Es cuando se hacen campañas de recolección. Es cuando la basura y los escombros molestan. Es cuando procuramos ver cómo ayudar. Es cuando sentimos que esa otra persona en situación de desventaja pudo haber sido un familiar, o uno mismo. Es cuando despierta la conciencia colectiva.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: