Monthly Archives: August 2012

La ciudad del riesgo continuo.

Es realmente triste formar parte de una población que se ha acostumbrado a vivir con riesgos a cuestas. La falta de seriedad para abordar problemas tan elementales como los servicios públicos, concretamente el servicio eléctrico, han mermado la capacidad de asombro de su gente cuando el mismo no está disponible. El problema grave que teníamos en la Península era que hemos estado experimentando racionamientos de electricidad severos pues la gente de Corpoelec aun no podía dar parte de una falla que habría inutilizado la mayoria de las unidades de generación de la planta Josefa Camejo, encargada de electrificar esta ciudad.

Hoy la Península de Paraguana amanece con la experiencia viva de haber soportado una explosión en una de sus refinerías, temor que resultaba casi hipotético por cuanto la industria crecía cumpliendo estándares y controles de seguridad que desde hace algunos años han venido relajándose. Muchos comercios, residencias e inclusive el comando de la Guardia Nacional Bolivariana sufrieron daños casi absolutos en sus estructuras, pudiendo deducir que el personal que allí se encontraba estaría viva de milagro. Ya sabemos que muchos de ellos lamentablemente perecieron.

A la 1:10 de la madrugada del dia 25 de Agosto aproximadamente se sintió una fuerte explosión que sacudió los marcos de las ventanas y la puerta de nuestra casa que está en Puerta Maraven, un sector bastante retirado de la refinería y podía observarse como de inmediato la llama de los mechurrios de la refinería incrementaban su altura, calculo que a mas de 200 metros, lo que sugiere que el personal de la refinería pudo desviar los productos que se procesan hacia los mismos para disminuir el riesgo de explosiones subsecuentes. La gente empezó a especular y a comunicarse por los medios sociales hasta concluir que en efecto, hubo una explosion por una fuga de gas en la refinería de Amuay, aunque no estaba claro de que tipo. Se hablo de propano e inclusive de hidrogeno que tienen un poder combustible aun mayor, lo que se descarto durante el desarrollo de las noticias. Aun se observan llamas aunque en menor proporción dentro de las instalaciones, sin embargo y a pesar que el consenso de las autoridades es que ya no es probable otra explosión, el solo hecho de tener llamas en un recinto tan delicado ha ocasionado que la población tome la decisión particular de evacuar, en especial los que viven en zonas contiguas a la refinería.

Las casas que se encuentran en Campo Medico y Judibana mayormente presentaron daños en los vidrios de sus ventanas y no tanto en sus estructuras pues la mayoría son viviendas hechas en concreto armado (prefabricadas), lo que las hace muy resistentes, sin embargo otros sectores se han visto muy afectados entre ellos el sector Ali Primera. Los comercios y viviendas apostadas en la Av. Intercomunal Ali Primera cercanas a la refinería en un radio de unos 700 metros prácticamente desaparecieron en un mar de escombros.

Pedimos a Dios por las personas que están pasando por momentos tan terribles y esperemos que se termine de controlar la situación.